Artículos

Recopilación

Senpai y Kohai, la relación que mantiene vivo el arte marcial a enseñar.

Literalmente Senpai (o sempai) significa “compañero de antes”, es aquel compañero que ya estaba cuando tú llegaste, que tiene más experiencia. Y Kôhai significa literalmente “compañero de después”, es quien que se incorporó más tarde, y por ello tiene menos experiencia.

Son términos provenientes del japonés que describen una relación interpersonal informal que se encuentra presente en las organizaciones, asociaciones, clubes, empresas y colegios de Japón.

La relación senpai (先輩) - kōhai (後輩) es interdependiente, ya que un senpai necesita de un kōhai y viceversa, este lazo se determina por la fecha de entrada a la organización.

De esta forma Senpai se refiere al miembro de mayor experiencia, jerarquía, nivel y edad en la organización que ofrece su asistencia, amistad y consejo al miembro de recién ingreso o sin experiencia, conocido como kōhai, quien debe demostrar gratitud, respeto y, en ocasiones, lealtad personal. El senpai actúa de manera simultánea como amigo y como tutor, disciplinando y enseñando la conducta apropiada a los nuevos. Esta relación es similar a la relación interpersonal que existe en la cultura occidental entre un tutor y su tutelado, pero con la diferencia de que en Japón el senpai y el kōhai obligatoriamente deben encontrarse en la misma organización.

El origen de la relación se remonta a las enseñanzas del confucianismo, conjunto de doctrinas morales y éticas que llegaron a Japón desde la Antigua China y han trascendido en varios aspectos de la filosofía japonesa. La relación senpai-kōhai es un tipo de jerarquía vertical (como la relación padre-hijo) que enfatiza el respeto a la autoridad, a la cadena de mando y a las personas mayores, eliminando cualquier tipo de competitividad interna y reforzando la unidad de la organización.

El sistema senpai-kōhai ha existido desde comienzos de la historia japonesa, pero tres elementos han tenido un impacto significativo: el confucianismo, el sistema tradicional de la familia japonesa y la antigua ley civil.

Aplicación
Uno de los lugares donde la relación senpai-kōhai es aplicada en su mayor extensión en Japón es en el colegio. Por ejemplo, en las escuelas secundarias y en el bachillerato (en especial en los clubes escolares) los alumnos de tercer año, que son los más veteranos, demuestran un gran poder como senpai. Es común en los clubes deportivos escolares que los kōhai de recién ingreso tengan que hacer labores básicas como recoger pelotas, limpiar la cancha de juego, cuidar los equipos e inclusive lavar la ropa de los miembros superiores, de igual modo deben hacer una reverencia o saludo ante el senpai cuando éste los felicita, aunque en ocasiones el senpai puede castigar y tratar severamente a su kōhai.

La principal razón de estas acciones humildes es que un miembro de club sólo puede convertirse en un buen jugador si asume una posición sumisa, obediente y siguiendo las órdenes de su entrenador o capitán, convirtiéndolo a futuro en un ciudadano humilde, responsable y cooperativo.
Las relaciones en las escuelas japonesas también tiene un mayor énfasis en la edad que en las habilidades del estudiante, de hecho, las reglas de jerarquía por antigüedad entre un senpai y un kōhai son análogas a la relación profesor-estudiante, en donde el profesor debe ser respetado por su edad y experiencia, y nunca debe ser cuestionado.

Fuera de Japón, la relación entre el senpai y su kōhai se enmarca sólo dentro de la enseñanza de las artes marciales. El conocimiento técnico y las normas éticas y morales de las artes marciales japonesas están englobadas en un concepto llamado budō (武道) y rige tanto a las artes marciales tradicionales (jūjutsu, kenjutsu, iaidō, etc.) como a las artes marciales modernas (judo, karate, kendo, aikido, etc.). En las artes marciales modernas se aplica con mayor distinción la jerarquización por antigüedad y experiencia mediante el uso de rangos a través de cinturones de color que indican su grado. Los rangos que existen en las artes marciales son el kyū (級), que es usado para los rangos menores, y el dan (段), para diferenciar rangos dentro del grado de cinta negra, que es el más alto dentro de las artes marciales.
De igual modo, quienes estén en grados kyū o dan superiores son los senpai de los que tengan kyū o dan inferiores, que serían sus kōhai. Entre ambos debe prevalecer un código de conducta donde el kōhai debe demostrar respeto y diligencia ante su senpai, de manera similar que con su profesor (sensei), ya que el senpai será quien le enseñe el budō con puntos claros, paciencia y dedicación, a fin de que el kōhai siga un camino de sabiduría, justicia, verdad y compromiso, y así lograr un avance como miembro de la organización.

El SENPAI (en el dojo)
(Guia) se entiende como un estudiante avanzado o incluso un instructor asistente que no es un sensei calificado o principal, con más años de práctica y acumulación de conocimientos.

El KOHAI ( en el dojo)
(Aprendiz) es el estudiante que recién comienza y que tiene menor experiencia.

A fin de lograr el avance del KOHAI un SENPAI le marcará el camino a seguir (BUDO), con puntos claros, paciencia y dedicación, a fin de que el KOHAI siga un camino de sabiduría, justicia, verdad y compromiso.

Este mecanismo ha permitido a lo largo del tiempo, la transferencia de experiencias y sabiduría así como también la expansión del conocimiento a fin de mantener vivo el arte a enseñar.

También así, el recorrer el camino juntos, permite un beneficio de ambos. El KOHAI se ve beneficiado por la experiencia y sabiduría del SENPAI, y el SENPAI aprende nuevas cosas del KOHAI siendo que cada persona es única y puede enseñarnos muchas cosas nuevas.

Honores y Privilegios


  • El Senpai tiene el honor y el privilegio de cuidar el Kamiza, vigilar que siempre tenga todos los elementos en perfecto estado y encender las velas y el incienso (si se usase) en el inicio y el final de la clase.

  • El Senpai será el encargado de realizar los saludos de inicio y finalización en caso de que el instructor no este presente o sea la hora de inicio de la clase y este no haya llegado.

  • En ausencia del Sensei, el SENPAI tiene autoridad absoluta en el dojo, y su palabra ha de ser escuchada y respetada como si del mismo sensei proviniera.


Derechos y Obligaciones

  • El Senpai es el nexo de unión entre los alumnos y los instructores.

  • El Senpai recoge las dudas, preguntas, deseos, peticiones, quejas y cualquier observación de los alumnos y las transmite a los instructores.

  • El Senpai es el responsable de que se cumplan las normas del Dojo y así lo exigirá a los alumnos. En este sentido deberá avisar al alumno que falte a alguna de las normas para que se atenga a ellas y en caso de no cumplir lo pondrá en conocimiento de los instructores.


Esta relación se trata de una relación natural dentro del dojo, donde los estudiantes que practican juntos establecen una relación basada en amistad, respeto y cuidado. El senpai puede cuidar de su kohai guiándolo con su experiencia, ayudándolo en su progreso. Fuera del dojo, esta relación también puede aplicar, más que nada por la amistad que se ha establecido durante la práctica. A la larga, en senpai intentará velar por su kohai, pero el kohai devolverá este cuidado en la misma medida, cuando le sea posible, por gratitud y amistad.

Así pues, dentro del dojo se espera que el senpai impulse o anime a los que están bajo ellos. Así pueden ayudar para que su kohai tenga éxito y mejore. La formación en un dojo no es fácil y el subalterno esperar un poco de sufrimiento y mucho sudor. Él también debería mirar a aquellos delante de él que le remolcan y ver que ellos se esfuerzan igual. Pero si el comportamiento en un dojo entre mayores y subalternos cae en la línea de la brutalidad, habría que considerar seriamente la sabiduría de seguir quedándose en tal lugar. Cuando sigues entrenando también, puedes desarrollar una relación personal con un mayor, que es otra faceta de la relación senpai/kohai. Si eres serio con tu práctica, tarde o temprano es probable que llames la atención de un SENPAI que le tomará bajo su ala y que te explicará, aconsejará, y tomará un interés personal en tu formación. Esto es quizás un aspecto del sistema senpai/kohai que vale la pena conservar en el dojo.